Ads 468x60px

Producciones Jhoan Jhin

sábado, 25 de diciembre de 2010

CHOTOKON TAGUAN PUERE (LOS CHAIMAS NOS NEGAMOS A MORIR)

Maturin, 24 de diciembre 2010


CHOTOKON TAGUAN PUERE
(LOS CHAIMAS NOS NEGAMOS A MORIR)Los chaima, un pueblo ancestral indígena ubicados en la serranía del turimiquire del oriente Venezolano al norte del estado Monagas, mejor conocido en la actualidad como el municipio Carípe; a tantos años de existencia, este pueblo aun permanece en el olvido tras el pasar de los tiempos.  
Por: Jhoan Jhin López
PNI: 11.151


Conocidos a sí mismos como "la Gran Semilla" (humana), pues eso es lo que significan los étimos que conforman este nombre. Sha o Cha (semilla), e imá (Grande). Los chaima se consideraban a sí mismos la Gran Semilla de la humanidad, tal como se desprende del estudio de sus mitemas.
Hoy día este grupo milenario se encuentra ubicado al sur del estado Sucre y al norte del estado Monagas, su misma condición geográfica permite la convivencia e interrelación con comunidades criollas, lo que ha generado un proceso de transformación de los valores propios. Sin embargo las costumbres originarias de los “chaima”, perviven en la gastronomía integrada por una gama de vegetales, animales silvestres, arepa de maíz, cachapa, cazabe, corozo, cuajao de palmito, piras, puchero, y pomui.
En cuanto a su vestimenta originaria, las mujeres usaban una túnica de algodón hasta las rodillas, hoy día utilizan los camisones o vestidos de colores alegres. El hombre utilizo el guayuco o guanapu, y en la actualidad utiliza este atuendo para actos y rituales. Además los indígenas chaima elaboran cestería con fibras vegetales de mamure, camuare, cucharanbeta, destacándose así la elaboración de cestas, canastos, sebucanes, manare, mara, mapire, cabrestos, entre otros.
De la mitología “Chaima”, pervive la leyenda de la Culebra de Cerro Negro, sus creencias en cuanto a los amos o dueños del agua y el monte están presentes, a los cuales guardan especial respeto. La mayoría de los “Chaima”, son cultivadores, siendo sus principales cultivos el maíz, yuca agria y dulce, chino, ocumo, cambur, mapuey, hortalizas, piña y café, estos dos últimos rubros representan en la actualidad la principal producción en el territorio chaima.
Por otro lado los instrumentos musicales utilizados por los Chaima son: maracas, tambora, cuatro, marimba, entre otros. En lo que respecta a la Organización Social y familiar es de carácter extendido y comunitario; antiguamente los antepasados respetaban la figura del Cacique como jefe del pueblo indígena y se seguía como autoridad.  Las mujeres se encargaban de sembrar y cuidar el conuco, tejer, hacer tabacos, bebidas, elaborar utensilios de cocina como el mapire, cedazo, petate, sebucán, taparas para hacer los platos, cucharas, tazas y cuidar a los niños.
Es necesario referir que aún cuando su idioma no es hablado por la mayoría de los indígenas chaima, existe un movimiento social en ambos estados que ha permitido a los chaimas actuales recuperar su idioma por medio de escritos elaborados en la época de la colonia.
Se conoce que existieron en el territorio chaima del estado sucre los hablantes de este idioma, pero murieron hace mucho tiempo; muestra de ello es el Diccionario Chaima titulado Arte y Vocabularios de la Lengua de los Indios Chaima, Cumanagotos, Cores de la provincia de Cumaná publicado en España en 1680, escrito por el Misionero Franciscano Fraile Francisco de Tauste, quien compartido con el pueblo chaima por más de 35 años copilando tan importante información.
Actualmente solo existe un señor llamado Carlos Arayan que vive en la comunidad de los Mangos que maneja vocablos y oraciones con poca fluidez, a través de él se logro editar Arte y Vocablos Chaima. Además los docentes indígenas, líderes y consejos de ancianos están incorporados en la construcción de la Guía Pedagógica Chaima la cual se viene trabajando desde hace dos (2) años con La Dirección Nacional de Asuntos Indígenas y la Drai nororiente (Angel Vargas).

Referencias sobre sus luchas reivindicativas.
Un artículo publicado en la revista Le Monde diplomatique Venezuela, en su edición No. 3 en  noviembre, 2008; escrito por  Henriette Arreaza, relata una de las experiencias más aterradora del siglo XXI sobre el pueblo Chaima: cuenta que hace 8 años, motivada por los derechos que les consagraba la nueva Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la comunidad Chaima de Carípe del Guácharo, en el estado Monagas, se dirigió a la Alcaldía de Carípe para manifestar su intención de participar en los procesos electorales como comunidad indígena; nombrar sus representantes en la Asamblea y cuerpos deliberantes; y tener acceso a los antiguos documentos donde se les asignaba la propiedad de sus tierras. La respuesta de las autoridades fue de extrañamiento absoluto: ¿Los Chaima? Pero si los Chaima no existen.
A grito se pudo escuchar: “Existimos, somos doce mil, estas eran nuestras tierras, nuestros apellidos: Morocoima, Caripe, Caranama, Tarimucio. Nuestros cerros: Chacaracuar, Chariguar, Guamo, Tucuyucuar. Nuestros ríos: Guarapiche, Amana, Areo, Cocollar. Nuestras sabanas: Catuaro, Masaguar. Nuestras frutas: perikawá, kumo, tapiramo. Todas esas voces nos nombran, ¿no dicen acaso que existimos?”.
Señala la autora del artículo que a partir de ese momento, esta comunidad indígena de las serranías del Guarapiche comienza una nueva lucha que no es sino la continuación de la épica de sus antepasados, despojados de sus tierras mediante viejos trucos de extorsión desde siempre practicados por los colonos europeos.


Un hallazgo cultural trascendental e Importante.
En un trecho de la batalla, un gran hallazgo: el libro “Los Chaima del Guácharo”, de Jean Marc de Civrieux, aparecía por arte de magia escapado de los anaqueles del Banco Central. Nadie se los llevó sino el azar o tal vez la rueda kármica de sus ancestros. Allí podía posarse el ojo discriminante de la historia. Allí estaba el testimonio de sus antepasados, la foto de la abuela Victorina Pianaima. Las palabras introductorias de Civrieux suenan premonitorias:
“En las páginas que siguen deseamos dejar constancia de la existencia del antiguo pueblo chaima, que vivió en estrecha armonía con la naturaleza y cuya cultura se desvaneció por obra de la civilización, conducida bajo el pretexto de la civilización y el progreso… Buscamos forjar una conciencia para evitar la destrucción de los grupos minoritarios herederos de aquellos valores, etnocidio que las futuras generaciones no nos perdonarían.”
Jean Marc de Civrieux investigador antropólogo de origen francés, quien convivió por más de 20 años con el pueblo chaima, relata una de las importantes historiad del siglo XX sobre el origen, formas, costumbres y una cercana relación con quienes son realmente los principales protagonistas los “descendientes de los Chaimas”. Marc tras su intento por ayudar al rescate de esta descendencia aborigen publica  en 1998 su obra “Los Chaima del Guácharo”.
 En ese libro podemos leer la historia de una etnia importantísima del oriente del país. Los chaima (sin “s”, por favor) fueron un pueblo que opuso enorme resistencia a la conquista, como la mayoría de los indígenas de esas tierras. Obligados a dispersarse, fueron ocupando parajes de difícil acceso o misiones erigidas sobre espacios que antaño les pertenecían a ellos.


De los esfuerzos por reivindicar las luchas aborígenes.
Tras la IV Cumbre del pueblo Chaima llevada a cabo entre el 26 de febrero y el 3 de marzo de 2009 en el sector Palmasola de Carípe, estado Monagas, promovida por la  Escuela Superior Indígena Topoquar Chaima; la cual estuvo orientada a la revitalización de la lengua y a la toma de espacios de la nación indígena del oriente de Venezuela, de hecho una de las propuestas giro entorno a redireccionar la educación en las comunidades indígenas, promover la conservación del medio ambiente, impulsar la medicina originaria y estimular el proceso de interculturalidad con todos los pueblos indígenas. De paso se plantea el establecimiento de un gobierno propio, todo con la intención de “prender el fogón” para que comunidades de otros países tengan conocimiento de todo lo que están planteando. Para ellos, lo más importante es comenzar con la concientización de adentro hacia afuera.
Reinaldo Guevara, integrante del Consejo Rector de esa casa de estudios explicó que en el evento se deliberó sobre la necesidad de erradicar el tratamiento despectivo de sus costumbres y el daño que les causan las acciones occidentales.
“Las propuestas nacieron del seno de los propios Chaimas quienes esperan constituir un movimiento que despierte a los indígenas para conseguir la unión de todos en la misma causa”. Afirmo Guevara.



Voces sin eco del pueblo Chaima.
Ricardo Guevara, miembro del consejo, comentó que en el seno de la Asamblea Nacional, sus planteamientos nunca han sido escuchados. El 29 de marzo del año pasado los documentos fueron llevados hasta la Comisión de Educación Superior sin obtener ningún fruto. En ellos se plasmaron enfoques sobre los valores de los pueblos indígenas, entre los que destacan el conocimiento del idioma, las prácticas aborígenes y el deber ser de la formación académica que, a su juicio, en la actualidad “es occidentalizada, criolla y estandarizada, fomentada por el Estado venezolano”.
Aseguró que en Venezuela existen actualmente 40 pueblos y 3 mil 101 comunidades indígenas y, de acuerdo con los datos del Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas, llegan al millón de habitantes; al respecto, la viceministra del Territorio Comunal para los Pueblos Indígenas en las Zonas Urbanas del ministerio y secretaria ejecutiva de la misión Guaicaipuro, Aloha Núñez, dijo en días pasados que esta cifra incluye a las tribus Yanomami que están en selva y que no han sido tocadas por la cultura occidental.

No obstante, los chaimas intentan rescatarse de la usurpación de sus costumbres por un mundo cada vez más globalizado. En materia educativa, Guevara explicó que la desviación del concepto original en la educación está demostrada en el “gloria” al himno nacional. Y tiene su explicación. Para ellos el soberano es su dios, “Sol de Justicia” Chotocopiar, que significa “el primer ser” y esa cosmovisión ética y espiritual contrasta con “el aspecto materialista que se impone”. A su parecer, Venezuela conduce su destino tomando como base la vida de hombres muertos “pero es a nosotros a quienes nos toca hacer nuestra propia historia”.

Por otra parte, Felipe Meneses, parte del consejo rector, explicó que el pueblo indígena está afianzado en el etnocultivo de producción agrícola sin aditivos químicos, se valen de un herbolario indígena que incluso, ha sido utilizado para curar enfermedades como el cáncer, la tuberculosis, picaduras de culebras y alacranes.

Las plantas más utilizadas son la fregosa (para problemas estomacales), el ajo (de circulación, triglicéridos y antibiótico natural), la cebolla (para problemas de tensión) y la zábila (cicatrizante, problemas respiratorios y cáncer). Ambos manifestaron que mantener intacto el uso de los materiales de la propia naturaleza es uno de los principales objetivos de la próxima cumbre.
Del marco legal que les reivindica.
Entretanto, el artículo 119 de la Constitución Nacional reza: El Estado reconocerá la existencia de los pueblos y comunidades indígenas, su organización social, política y económica, sus culturas, usos y costumbres, idiomas y religiones, así como su hábitat y derechos originarios sobre las tierras que ancestral y tradicionalmente ocupan y que son necesarias para desarrollar y garantizar sus formas de vida.
Mientras, el artículo 121 de la Carta Magna mantiene que “los pueblos indígenas tienen derecho a mantener y desarrollar su identidad étnica y cultural, cosmovisión, valores, espiritualidad y sus lugares sagrados y de culto. El Estado fomentará la valoración y difusión de las manifestaciones culturales de los pueblos indígenas, los cuales tienen derecho a una educación propia y a un régimen educativo de carácter intercultural y bilingüe, atendiendo a sus particularidades socioculturales, valores y tradiciones”.
El pasado 12 de octubre del 2009, la población Chaima de Monagas celebró en la Plaza Bolívar de Carípe el nacimiento de la Ordenanza Indígena emitida por la Alcaldía del Municipio Carípe que, estructurada en dos títulos, tres capítulos y 15 artículos, les reconoce sus derechos como pueblo originario sin menoscabo de su presencia en otros municipios.
La Sierra de los Chaima, cruzada por ríos y árboles gigantes, constituye un sistema de riego natural y provee de agua a todo el oriente del país, incluyendo a la isla de Margarita. El reconocimiento de la soberanía sobre sus tierras a los habitantes originarios, a sus antiguos y verdaderos guardianes, es una garantía de protección de esta riqueza y una razón más para tomar la espada y empuñarla en su lucha de sobrevivir por ella y no dejarla morir.
Fueron años de estudios y recuperación de su lengua (extinguida mediante expresa prohibición); creación de una escuela para niños chaima; recorridos por las aldeas lejanas donde se refugiaron sus ancianos; debates; consultas públicas; mesas de trabajo entre indígenas y concejales. Ningún esfuerzo se escatimó para lograr la meta de su reconocimiento jurídico.
Con el libro de Civrieux como espada luminosa que iba abriendo una a una las puertas del conocimiento sobre su antigua cultura Caribana, y bajo el estandarte de la antigua Cacica Urimare, la comunidad Chaima de Carípe del Guácharo corona victoriosa esta batalla.
Finalmente, podemos concluir que son mucho los años de lucha ancestral donde Los Chaima; son uno de los pueblos indígenas contribuyentes de nuestros espacios de libertad, sin embargo; son ellos quienes pueden decir y sentirse orgulloso de dejarnos esta cruz; la cual hoy conducimos por el camino del socialismo: un mundo con justicia sin diferencias de colores, raza, sexo, religión, donde somos iguales ante dios, un mundo, donde nos mezclamos los indios, los blancos españoles, los negros esclavos del áfrica, que gracias a esa resistencia ancestral hoy en día, podemos decir que somos mestizos puro y nativos de esta tierra patria que es Venezuela.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Sample text

Sample Text

Sample Text

Este portal fue diseñado con la firme intención de brindar orientacion, capacitacion y las herramientas necesarias para aquellos que deciden servir integralmente a su nacion


 
Blogger Templates